lunes, 3 de noviembre de 2008

Julio Cortázar representará a Argentina en FIL Francfort 2010

Con gusto transcribo esta noticia, estupenda para muchos. Una alegría que aún sigas vivo gran Julio. Cortázar, considerado un símbolo cultural, se sumó como símbolo cultural a Eva Duarte, Carlos Gardel, Diego Armando Maradona y a Ernesto Che Guevara.
Tras la polémica desatada en Argentina en torno a la representación nacional en la Feria del Libro de Francfort 2010, el gobierno de ese país decidió integrar a la lista la obra del escritor Julio Cortázar, nacido el 26 de agosto de 1914.
Cuando se decidió impulsar a personajes como Evita Perón, Carlos Gardel, Diego Armando Maradona y a Ernesto "Ché" Guevara como símbolos culturales, se generó un gran malestar entre la comunidad literaria y debido a ello, el gobierno decidió agregar a Jorge Luis Borges y a Julio Cortázar.
Es así, con estos nombres, con los que estará representado el país sudamericano en la más importante Feria del Libro en el mundo dentro de un par de años.
Julio Cortázar, fallecido el 12 de febrero de 1984 en París a consecuencia de una leucemia, fue un prolífico escritor argentino que, sin duda, trató el tema de lo fantástico con gran agudeza y humor. También vivió en una constante lucha entre el recuerdo y el olvido de su patria.
Aunque nació por accidente en Bruselas, Bélgica, en donde su padre trabajaba como técnico en economía en la delegación comercial de la embajada de su país, Cortázar y su familia llegaron a Argentina en 1918 huyendo de la Primera Guerra Mundial (1914-18).
El futuro escritor pasó en Banfield una infancia solitaria y bastante atormentada, marcada siempre por el abandono de su padre cuando él tenía apenas seis años.
Se graduó como maestro de escuela e inició estudios en la Universidad de Buenos Aires, los cuales tuvo que abandonar más tarde por razones económicas.
Fue entonces que trabajó como maestro en varias provincias de Argentina, sin embargo, por desavenencias con el gobierno peronista, el escritor abandonó el país en una suerte de autoexilio.
Gracias a una beca del gobierno francés se instaló en París para cursar algunos estudios. Su primer trabajo fue la traducción de obras de los escritores Edgar Allan Poe (estadounidense) y Marguerite Yourcenar (francesa).
Más tarde se desempeñó como traductor independiente de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), en París, viajando constantemente dentro y fuera de Europa.
En 1938, bajo el seudónimo "Julio Denis", publicó el libro de sonetos "Presencia". En 1949 apareció su obra dramática "Los reyes" y apenas dos años después publicó "Bestiario", en el que se descubre el Cortázar deslumbrante por su fantasía y su revelación de mundos nuevos que irán enriqueciéndose en su obra futura.
Entre sus obras más importantes destacan: "Los premios" (1960), la novela "Rayuela" (1963), "62/Modelo para armar" (1968) y el "Libro de Manuel" (1973).
El refinamiento literario del escritor, sus lecturas casi inabarcables y su incesante fervor por la causa social, hacen de él una figura de deslumbrante riqueza, constituida por pasiones a veces encontradas, pero siempre asumidas con el mismo genuino ardor.
Cortázar siempre fue un fiel defensor de los movimientos revolucionarios a través de numerosos artículos y conferencias. Tras el triunfo de la Revolución Cubana, Fidel Castro lo invitó a viajar a la isla, al igual que conoció de cerca el triunfo sandinista en Nicaragua, hecho sobre el cual escribió.
Cortázar siempre fue un fiel defensor de los movimientos revolucionarios a través de numerosos artículos y conferencias. Tras el triunfo de la Revolución Cubana, Fidel Castro lo invitó a viajar a la isla, al igual que conoció de cerca el triunfo sandinista en Nicaragua, hecho sobre el cual escribió.

2 comentarios:

Luis dijo...

A mí también me agrada Cortázar, se fue muy pronto.

Luis.

Anónimo dijo...

Sus letras aún se conservan.